Estantes con detalles en la “casa de Rose Galfione”

Rose Galfione se ha puesto de moda y la tendencia parece haber llegado y superar al término, incluso. Moda es, según el diccionario de la Real Academia Española, “uso, modo o costumbre que está en boga durante algún tiempo” y en la concepción de la propuesta de Rose (productos y servicios para el hogar) hay valores que, por definición, son atemporales.

Rose  —nacida en Uruguay con muchos años de vida en Argentina— es licenciada en Relaciones Públicas, cocinera profesional y sommelier. Desde hace un tiempo su nombre es, en ciertos ámbitos, un lugar común que condensa la tranquilidad de valores que no necesitan explicación: hospitalidad, tradición, hogar, sencillez, buen gusto.

Su formación y su inquieta cosmovisión la han llevado a generar propuestas para la “puesta de mesa, los arreglos florales y la etiqueta, (…) las recetas de cocina para distintas ocasiones, la hora del té, el servicio y las diferentes maneras de recibir invitados”. En la “casa de Rose” hay cursos y charlas, además de accesorios para generar efecto de hogar.

En la búsqueda de esos detalles (que elevan un momento cotidiano), cinco días antes de la Navidad llegué a la “casa de Rose” en Carrasco, sobre la calle Rostand. Con el apuro de las fiestas y con una lista que clamaba por varios regalos originales, me dejé arropar en el mundo atemporal de Carrasco. El comercio de Rose —una casa amplia y con exquisitos detalles— acompasa la personalidad de un barrio que se ha transformado en uno de los paseos de compras más distendidos de Montevideo.

En los estantes de Rose encontré lo que buscaba y me tenté con varias cosas más. Hay guirnaldas y árboles navideños, mermeladas, velas, “vestidos” para botellas, paneras, cubiertos de delicada madera, plantas, cerámica, manteles, individuales y frascos con todos los ingredientes necesarios para preparar un budín. Los accesorios para el hogar que Rose ofrece tienen el sello “hecho en casa”, en cada uno se siente la mano y el buen gusto de quien cuida los detalles.

Si tu lista todavía tiene pendientes, date una vuelta por lo de Rose. Y si no, agendá una visita en algún momento del año porque esta mujer se reinventa cada temporada a través de cursos, charlas y diversas oportunidades en las que siempre reina el detalle para disfrutar de la vida cotidiana. Ir a su casa es como vivir en el mundo Pinterest del “do it yourself”. Sus objetos inspiran y todo resume estilo, hasta el envoltorio de los regalos.

Fuente: @RoseGalfioneSite

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s